Cómo prorrogar un préstamo en línea para alargar el plazo

Una de las mayores limitaciones de los mini préstamos en línea es el hecho de que los periodos de devolución son extremadamente cortos. De hecho, raramente exceden los 30 días de duración.

Esta situación puede suponer que llegue la fecha de vencimiento y no dispongamos del dinero en efectivo suficiente como para hacer frente a la devolución del préstamo. Si se da el caso, la mejor opción es proceder a solicitar una prórroga del préstamo rápido.

¿Qué alternativas tienes si llega la fecha de devolución del préstamo y no tienes dinero suficiente?

Las opciones que tienes son muy simples.

No devolver el dinero ni informar a la entidad del problema

Se trata de la peor decisión que puedes tomar. El hecho de no devolver el dinero a tiempo no te exime de tu obligación de hacerlo. Es más, en el momento en que pase la fecha de vencimiento del crédito, comenzarán a generarse penalizaciones e intereses de demora.

Estos cargos suponen un coste extra mucho mayor que los intereses habituales de los créditos rápidos, los cuales ya son de por sí muy elevados.

Solicitar una prórroga para la devolución del préstamo

En este caso, has de informar a la entidad que te concedió el crédito de que no vas a poder devolver el dinero a tiempo y necesitas extender el plazo.

Será necesario que indiques la longitud de la prórroga y que pagues un determinado importe como compensación. En cualquier caso, dicho importe siempre será menor que los intereses de demora que habrías de pagar si no solicitas prórroga alguna y te limitas a no devolver el dinero en el plazo estipulado.

¿Cuánto puede durar una prórroga?

Prorrogar préstamos en líneaCada entidad establece sus propios criterios en lo que a la duración de las prórrogas se refiere. No obstante, lo más habitual es que el límite máximo no exceda los 30 días.

Además, suele darse la opción de solicitar múltiples prórrogas de menor duración.

Por ejemplo, algunas entidades establecen plazos a elegir de 7, 14, 21 ó 30 días. Otras entidades, optan por plazos de 15 y 30 días. Para más detalles, tendrás que consultarlo con tu entidad en concreto.

¿Cómo puedes solicitar una prórroga?

Al igual que en el caso anterior, cada entidad tiene su propio sistema de solicitud.

En algunos casos, los clientes cuentan con un área online personalizada, en la cual pueden solicitar una prórroga. En otros casos, el proceso consiste en enviar un sms con la palabra “PRORROGA” al número de teléfono especificado por la propia entidad.

Finalmente, también hay casos en los que el portal web de la entidad, tiene un apartado para solicitar prórrogas, en los que los clientes pueden ingresar el número de móvil que facilitaron al solicitar el préstamo. Una vez lo hagan, recibirán un sms de confirmación.

Por regla general, es un procedimiento muy sencillo. De hecho, la gran parte de las entidades envían algún tipo de comunicación a sus clientes unos días antes de la finalización del periodo de devolución, ofreciendo la posibilidad de solicitar una prórroga en caso de que lo necesiten.

¿Cuándo debo pagar el importe extra por la prórroga?

Por regla general, esta compensación debe pagarse inmediatamente; es decir, el mismo día en el que vence el préstamo originalmente solicitado. Sin embargo, algunas entidades conceden unos días extras para proceder al ingreso del importe compensatorio de la prórroga.

¿Qué ocurre si no pago el importe de la prórroga?

En el supuesto de que no pagaras el importe correspondiente a la prórroga, la solicitud de la misma sería denegada. En ese caso, la fecha de vencimiento volvería a ser la originalmente acordada y, por lo tanto, comenzarían a acumularse los intereses de demora en el pago del préstamo en línea.

¿Qué ocurre si finaliza la prórroga y no devuelvo el préstamo?

En el caso de que finalice la prórroga máxima permitida y no hayas hecho frente a tus obligaciones, serás penalizado con los intereses de demora e impago correspondientes.

Además, la práctica habitual es que la entidad proceda a facilitar tus datos personales a los ficheros de información sobre solvencia patrimonial y crédito. Esto quiere decir que, con casi total seguridad, serás inscrito en los registro de morosidad y tendrás una mala calificación en el Buró de Crédito, con todo lo que ello supone para tu perfil crediticio y las posibilidades de volver a beneficiarte de un préstamo en el futuro.

Prorrogar un préstamo en línea, conclusiones

Prorrogar un préstamo rápido no es plato del gusto de nadie. ¡Qué duda cabe!

Sin embargo, es mejor alternativa que el hecho de no devolver el dinero a tiempo pues, en ese caso, el coste a pagar será mucho mayor. Esto se debe, no sólo a que la cuantía económica se verá muy incrementada por los intereses de demora, sino que tu historial crediticio quedará severamente dañado hasta que restituyas la deuda contraída y se te elimine de los registros de morosidad en los que hayas sido inscrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *